miércoles, 15 de septiembre de 2010

Ey!

Hoy os voy a dejar una historia que hice ya hace un año.
Solo lo dejo aqui para que me digais lo malisimo que es.
En verdad, este es el numero uno pero ahora ya voy por el 45!
Si, lo continue aun que me parecia una mierda xD



Otanami magic


1ºEpisodio: Vampiros y Licántropos


Otanami:¡¡ESTUPIDO CHUCHO!! -Lanzandose hacia el dandole patadas-. Esta vez te dejare "K.O"
Licantropo: Eres más fuerte que muchos de tus compañeros pero eso no significa que puedas vencerme.
Otanami: Lo siento pero... -Le pega una patada y sale volando- no se puede decir lo mismo de ti.
  Al día siguiente.
Otanami: ¡Búah !-Bostezando-. Buenos días Ryôga, ¿y Moka?
Ryôga: Todavía no ha llegado.
Otanami: Jo -se sienta en una silla-.
Ryôga: ¿Que tal ayer en la batalla?
Otanami: Como siempre...-Coge una pieza de fruta-. Matando licántropos.
Ryôga: No sé cómo no te gusta ir a pelear, -coge una copa de sangre- si yo pudiera seria un general o algo de eso.
Otanami: No se dé que te quejas, te pasas todo el día haciendo lo que quieres en cambio yo... Ser una vampiresa de pura sangre es lo peor -comiendo fruta- Lo único bueno es que podemos transformar a humanos como eras tú antes y vosotros no.
Ryôga: Lo que tu digas -la mira mal-. Pero aun así esto es un aburrimiento.
  En la puerta del instituto.
Elisabeth: Hola. ¿Y esa cara de muerta viviente?
Otanami: Ja, ja -sarcasmo-. Anoche estuve peleando...
Elisabeth: Menuda guerra que tenéis armada los vampiros y los licántropos.
Kunô: Hola chicas -aparece detras de ellas-. Una pregunta, ¿qué pasa con los licántropos?
Elisabeth: Nada. Bueno en verdad... Es para la redacción de literatura. Que como la tienes que hacer con Nami estaba pensando temas -sonrie descaradamente-.
Kunô: Es verdad Inoue, me toca hacer el trabajo contigo.
Otanami: Si, je je -sonrojada-. Pero no me llames por mi apellido por favor, es demasiado serio, llamame Otanami o Nami.
Kunô: Nami me parece bien. Entonces hacemos el trabajo sobre leyendas como los licántropos o los vampiros -la mira-. ¿Bien?
Otanami: Sí -más sonrojada-. Me parece bien Fujisaki.
Kunô: Una cosa mas. Llámame Kunô, ¡chao! -Sigue de frente-.
Elisabeth: Uy uy uy. Le gustan los vampiros.
Otanami: ¿Y? Eso no importa se ha acercado a nosotras porque le molas tú. Más claro agua.
Elisabeth: No, no a dicho nada de Nekos.
 En clase.
Otanami: <<Que rico cuando duerme>> -Mirando a Kunô-.<<Parece un  angelito sin alas. Pero no puedo pensar en eso ahora... Espero que Moka este bien>> Ains.
  Caminando hacia casa.
Otanami: <<La casa de Kunô está solo a tres manzanas de la mía>> -Llega-. <<Espero que se pase la tarde rápida>>. ¡Yupi!
Moka: Hola hermanita -bajando la escaleras-. ¿Qué tal el día?
Otanami: Bastante bien. ¿Qué te paso?
Moka: Nada, solo me entretuve en el campo pero no me eches la bronca que ya lo ha hecho Ryôga.
   Por la tarde.
Otanami: La lara larita -cantando- y ahora estribillo lalala. <<Que ganitas tengo de llegar>>.
   Llega a la casa y nadie le habre.
Otanami:<<¿Que raro?¿Se habra olvidado de que quedamos?>> -Se hacerca y ve la puerta abierta-. <<Y encima la puerta esta abierta>>. -Mira suelo- <<¿Kunô?>>¡¡Oh MIERDA!! -Le da la vuelta-. Kunô despierta por favor -Le zarandea-. ¡Despierta!
Kunô:¿Qué, qué a pasado? -Se incorpora y se toca la cabeza-. ¡Ahg!
Otanami:Te encontre aqui tirado en el suelo -Lo arrastra hacia el sofa-. ¿Te encuentras bien?
Kunô:Sí. <<Puf no recuerdo nada>> Gracias <<¡Ah! Esa estupida vampiresa, ya lo recuerdo>>.
Otanami:Echate sobre el sofa. <<¿Que le habra pasado?>>. ¿Te duele algo? No tienes buena cara, si quieres, ¿lo dejamos para otro dia?
Kunô:No, no, estoy bien -mareado-. ¿Me podrias traer un paño mojado?
Otanami:Sí -cuando vuelve Kunô esta dormido-. <<Que pena pobrecito. Me quede sin trabajo>> -Se hacerca y le besa- <<Soy una aprobechada>>.
Kunô: Que lanzada eres, ¿no?
Otanami: -Sorprendida y colorada- Em... Bueno... Si... Eh... Pues... Pero, ¿tu no dormias?
Kunô:Solo cerre los ojos un momento -La sonrie-. ¿Sabes? Me alegro que hagas este trabajo conmigo.
  Al terminar.
Kunô: Que bonita noche. ¿Que te parece si damos una vuelta antes de llegar a tu casa?
Otanami: ¡Genial! <<Yo por mi volveria a tu casa>>. Oye lo de antes... Lo del beso... Em...
Kunô:No hace falta que busques escusas. No deberiamos hacer cosas de las que luego nos arrepintamos. Lo mejor es que si las haces no arrepentirte. Como ahora, mi mente dice que me arrepentire pero, me da igual.
Otanami:¿De que te arrepentiras?
Kuno:De esto -la besa-.
 
FIN

No hay comentarios:

Publicar un comentario